CASO: EMANUELA ORLANDI.

En la búsqueda de la hija de 15 años de un empleado del vaticano desaparecida en 1983, procedieron esta mañana a realizar la apertura de 2 tumbas pertenecientes a 2 princesas alemanas respectivamente, pero ambas estaban vacías, es decir, los restos de la joven que buscaban no se encontraban en ninguna de ellas.

La familia Orlandi se mostró sorprendida y decepcionada al no encontrar sus restos, al igual que las familias de quienes deberían estar en dichas tumbas, quienes no estaban al tanto de que los cuerpos no se encontraban tampoco adentro. Las sospechas de que estaba en una de las tumbas en el Vaticano fueron por una carta anónima que recibió la familia con una foto de la tumba que contenía la frase “busque donde indica el ángel”.

La joven de 15 años desapareció en junio de 1983, cuando había salido de la escuela de música de San Apolinar.

Emanuela Orlandi