CHINA CONDENA A MUERTE A CANADIENSE POR TRÁFICO DE DROGAS

Un tribunal chino ha condenado este lunes a muerte al ciudadano canadiense Robert Lloyd Schellenberg, de 36 años, por tráfico de drogas. La dura sentencia supone una drástica escalada en la disputa diplomática y judicial entre Pekín y Ottawa comenzada con la detención en Canadá de Meng Wanzhou, la directora financiera del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei.
Schellenberg, operario en empresas petroleras canadienses, había sido detenido en China en 2014 durante un largo viaje por Asia, y acusado de intentar transportar droga desde este país hacia Australia. En noviembre de 2018 fue finalmente juzgado y condenado a 15 años de prisión por posesión de estupefacientes. Apeló, asegurando que era inocente. La apelación coincidió con la detención de Meng en Vancouver en diciembre, a petición de Estados Unidos que acusa a la ejecutiva e hija del presidente del gigante chino, Ren Zhengfei, por actos fraudulentos para incumplir las sanciones de EE UU contra Irán.

a

El operario petrolero puede apelar de nuevo, para lo que cuenta ahora con un plazo de diez días. Schellenberg asegura que no es un traficante ni consumidor de drogas y que es un mero chivo expiatorio. El tráfico de drogas en China puede acarrear la pena de muerte. Entre 2009 y 2015, un total de 19 extranjeros recibieron esa condena por ese tipo de delitos, aunque en la mayoría de los casos los tribunales optan por aplazar la ejecución de la sentencia dos años; si en ese plazo el reo demuestra buen comportamiento, la pena se conmuta por cadena perpetua.

Fuente: www.elpais.com/internacional