EL CONTI REAFIRMA SU SOLIDEZ.

 

Moody’s Investors Service mantuvo la calificación del Banco Continental. Al afirmar la BCA de ba2 del banco, Moody’s tuvo en cuenta los niveles de capitalización por encima de sus pares, sostenidos por su fuerte generación de ingresos, así como los desafíos ante el riesgo de activos. Según la medición de Moody’s de la relación capital ordinario tangible (TCE, por sus siglas en inglés) frente a activos ponderados por el riesgo (RWA, por sus siglas en inglés), el índice de capitalización de Continental del 16,5% fue significativamente más alto que el de sus pares y hasta 255 puntos base superior con respecto al año anterior, reforzado por su fuerte rentabilidad según lo indica la relación ingresos netos frente a activos tangibles del 2,0%.

MOROSIDAD

Sin embargo, dadas las exposiciones considerables de los préstamos a la industria agrícola, el banco experimentó un incremento en el índice de préstamos morosos a 60 días en 2016, el cual aumentó al 1,4%, unos 25 puntos base más alto, y también tuvo un incremento del 86% en gastos de provisión en 2016. La agencia de calificación espera que el riesgo de activos del banco mantenga sus niveles elevados frente al promedio histórico de 2017. La acción de calificación también consideró una mayor dependencia del Banco Continental del financiamiento del mercado en comparación con sus pares, así como sus altos niveles de financiamiento de depósitos, que representaron el 75% del financiamiento total.

PRESIÓN

Según Moody’s, una presión positiva de la BCA intrínseca de Continental podría derivar de una mejora significativa de los indicadores de riesgo de activos, junto con un registro de préstamos más diversificado, y continuos aumentos en los niveles de capitalización. Las calificaciones del banco estarían bajo estrés si Continental experimentara un deterioro sustancial en la calidad de sus activos o en su perfil de beneficios recurrentes, o si el entorno operativo se debilitara. Además, una rebaja en la calificación de los techos de depósitos del país afectaría sus calificaciones de depósito.