DIPUTADA PIDE TRATO «ESPECIAL».

El pedido de desafuero de la diputada cartista Del Pilar Medina llegó ayer a la Cámara de Diputados.

El pedido fue remitido por la jueza penal Lici Sánchez, a solicitud de la fiscala Belinda Bobadilla, quien formuló imputación por violación a la cuarentena sanitaria contra la legisladora.

Su caso ya está en manos de la Justicia, es lo que alega la mayoría de los diputados, sobre todo colorados cartistas, para sostener que no existe causal, a su criterio, para una pérdida de investidura, por lo que no hay números para una eventual destitución.

El líder de la bancada de Honor Colorado, Basilio Núñez, dijo que está dispuesto a escuchar argumentos pero que considera que no existen causales de pérdida de investidura.

Del Pilar Medina se pronunció a través de las redes sociales para responder a la avalancha de críticas por haber viajado durante una pandemia y no concluir con el aislamiento establecido. Aclaró que la Cámara no costeó sus pasajes ni viáticos. Indicó que cuando regresó del viaje, el 15 de marzo, y hasta la fecha, no presentó síntomas y que el decreto que declara emergencia fue emitido un día después de su vuelta, pero igualmente tomó las medidas preventivas.

Se comparó con el caso del ministro Juan Ernesto Villamayor y pidió que la Justicia le dé el mismo trato que se le dio al jefe de Gabinete.