Donar leche materna, es donar vida.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Donación de Leche Materna y se pide donar a todas las mujeres que dan de mamar a sus pequeños/as y que tienen un exceso en la producción de leche.

El 19 de mayo se recuerda en todo el mundo el día la Donación de Leche Materna para fomentar el apego a este acto de amor que permite alimentar a los recién nacidos prematuros, de peso inferior a 1.800 gramos o a aquellos que no pueden recibir el alimento de su propia madre por diversos factores, a los internados en las terapias neonatales y para ayudar a los bebes que por razones médicas necesiten de esta leche para aumentar sus defensas.

El único Banco de Leche Humana de nuestro país funciona en el Hospital Materno Infantil San Pablo, en donde, en cuatro años, se llegó a 4.000 madres donantes con capacitaciones y a más de 1.500 prematuros/as. En el Banco no solo se capta a donantes y se procesa la leche, sino que también se ayuda a las madres en los periodos de lactancia.

La leche, mantenida en congeladoras, tiene una vida útil de 6 meses, y pasa por un proceso de descongelado y separado en porciones por indicación médica, de acuerdo a los intervalos recomendados por los neonatólogos y terapistas. Según la Organización Mundial de la Salud, la leche materna es la mejor fuente de nutrición durante los primeros 6 meses de vida y luego acompañada de la alimentación complementaria.

¿COMO DONAR?

Los requisitos son: acceder a la donación voluntariamente, llevar una vida sana y que su bebé también esté sano/a y bien nutrido/a. Las madres que quieran donar deben inscribirse por teléfono, al (021) 526-717.

Una vez que se inscriban, las mujeres recibirán la visita de los doctores y enfermeros del Banco en sus casas, donde, con unos equipos especiales, extraerán la leche que será conservada en el Banco.