FUNERARIAS SE NIEGAN A RETIRAR CADÁVER POR MIEDO A CONTAGIO.

Varias funerarias se negaron a prestar sus servicios a una familia de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, que esperaba retirar el cadáver. Las empresas fúnebres temían que la muerte haya sido por coronavirus.

Una menor de un año y dos meses falleció en la madrugada de este miércoles, por una presunta neumonía. Tras el hecho, varios servicios fúnebres se negaron a prestar sus servicios a la familia de la fallecida por miedo a que se trate de un caso de coronavirus.

De acuerdo con el informe de la Policía Nacional, la menor de edad ingresó en la tarde de este martes a un hospital privado con un cuadro respiratorio. La pequeña fue derivada a servicios intensivos del citado nosocomio.

En horas de la madrugada se produjo el deceso de la menor por una falla multiorgánica, manifestó el médico José Cabrera, profesional de terapia intensiva que asistió a la niña.

La alarma se produjo cuando el médico de cabecera de la menor ordenó el test de Covid-19, siguiendo las indicaciones del Ministerio de Salud, en el caso de muertes por enfermedades respiratorias.

Finalmente, con intervención del Ministerio Público, una empresa funeraria se hizo cargo del cuerpo de la pequeña fallecida.