INÉDITA Y PREVENTIVA SEMANA SANTA.

Sin Vía Crucis, ni Pascua Joven. Como la consigna es quedarse en casa, en el marco de la cuarentena para evitar la diseminación del coronavirus, se aproxima una Semana Santa sin precedentes.

Mientras los obispos definían ayer el programa litúrgico para los días santos, con base en el protocolo sanitario, desde la Pastoral Juvenil Arquidiocesana anunciaban que las actividades de Pascua Joven están descartadas.

El ritual del Vía Crucis, en Viernes Santo, ya no se realizará. Al menos en su forma tradicional, en la vía pública y con participación de los fieles. Lo propio pasará con la procesión de los jóvenes a la Catedral Metropolitana.

Como la Iglesia Católica consagró al 2020 como el Año de la Palabra, ya tienen un itinerario bajo el lema Tu Palabra ilumina mi camino. Cada parroquia cumplirá el programa según sus medios. A través de Facebook y WhatsApp seguirán las actividades litúrgicas y compartirán allí las acciones hechas desde sus casas. Para honrar la celebración que los jóvenes solían hacer el Domingo de Resurrección, preparan un mensaje en las redes sociales que presentarán como Video de la Esperanza.