INMUNIDAD CONTRA EL COVID-19 DURA MUY POCO, SEGÚN ESTUDIO

Un estudio británico mostró que la inmunidad adquirida por las personas infectadas y curadas de COVID-19 “decae rápidamente”, especialmente en personas asintomáticas, y podría durar solo unos pocos meses.

Desde el 20 de junio al 28 de setiembre, estos dos organismos realizaron el seguimiento de 350.000 personas elegidas al azar en Inglaterra, que regularmente se autosometieron a test en casa para ver si tenían anticuerpos del COVID-19.

«Durante este período, la proporción de personas que dieron positivo a los anticuerpos del COVID-19 disminuyó en un 26,5%», pasando de 6% a 4,4% de la población estudiada, explica un comunicado, «lo que sugiere una reducción de anticuerpos en las semanas o meses posteriores a la infección».

La proporción de anticuerpos en las personas que dieron positivo al virus disminuyó un 22,3% a lo largo de los tres meses, mientras que entre las personas que no sintieron síntomas del nuevo coronavirus decayeron en un 64%.

El estudio subraya que, aunque todas las edades se ven afectadas por esta disminución, los ancianos lo acusan más: entre junio y setiembre, la porción de personas mayores de 75 años con anticuerpos disminuyó un 39%, mientras que se redujo un 14,9% en la franja de edad entre 18 y 24 años.