INVESTIGAN MUERTE DE PESCADOR Y SOSPECHAN DE SU CUÑADO

Tras la inspección forense realizada al cuerpo del pescador que había desaparecido en el río Paraná, los investigadores apuntan a un presunto homicidio

El caso del naufragio y posterior hallazgo del cuerpo sin vida del pescador oriundo de Carmen del Paraná, Germán Cibils, está teniendo un giro y ahora se habla de un supuesto homicidio.

Según el informe del médico forense que intervino en el caso, el cuerpo del ahora fallecido presenta hematomas y lesiones en el lado derecho del rostro, que se presume que la víctima habría recibido estando aún con vida.

El informe forense, a cargo de Juan Ángel Villalba, fue fundamental para que el fiscal interviniente, Francisco Martínez, de la Fiscalía Zonal de Coronel Bogado, ordenara la detención e imputación de Bernardo Guanes por el supuesto hecho de Homicidio Doloso.

Guanes era el compañero de pesca de Germán Cibils y en el momento del naufragio se encontraban juntos en la embarcación.

El brusco giro del caso se da luego del hallazgo del cuerpo sin vida de Germán Cibils Smolinski (43) el sábado último.

Según los investigadores, se encontraron signos que llevan a presumir un hecho de homicidio, por lo que las sospechas se centran en la persona con quien estuvo antes de su desaparición.

Cibils había desaparecido el domingo 28 de junio, cuando se encontraba con Bernardo Guanes a bordo de una embarcación en aguas del río Paraná en la jurisdicción de San Cosme y Damián.

Al respecto, efectivos policiales de la Comisaría de Carmen del Paraná ya habían procedido a la demora preventiva de Guanes, cuando los restos del pescador eran acercados a la costa.

Asimismo, el fiscal incautó la embarcación y elementos ligados al caso que, supuestamente, coinciden con los rastros de las heridas encontradas en el cuerpo del fallecido.

Por su parte, el ahora sospechoso de homicidio, Bernardo Guanes, niega haber asesinado a su compañero de pesca, quien además es su cuñado.