¿LA FRENTE O LA MUÑECA? LA TOMA CORRECTA ES EN LA FRENTE SEGUN EXPERTOS

La Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria informó que la forma correcta de la toma de temperatura corporal con el termómetro infrarrojo es en la zona de la frente. Expertos aseguran que estos dispositivos no dañan al cerebro ya que fueron hechos para uso humano

En los últimos días, surgieron muchos cuestionamientos sobre si daña o no a las neuronas la luz infrarroja de los termómetros digitales utilizados en la mayoría de los comercios para la toma de temperatura según protocolo sanitario para evitar el contagio de Covid-19.

Si bien la temperatura corporal puede medirse en distintas partes del cuerpo (boca, axila, recto) de acuerdo al tipo de termómetro que se utilice. En la actualidad, el termómetro digital con infrarrojo, tipo pistola, es el más empleado debido a la practicidad para la medición; proporciona una lectura instantánea con pantalla, sin contacto y es manual.

Debido a que muchas personas se oponen a la toma medición en la frente, surgió la pregunta de ¿es correcto medir la temperatura en el área de la muñeca, cuello o brazo?.

Sobre el punto, la Dra. Viviana De Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, recomienda antes de utilizar el termómetro revisar las especificaciones del fabricante.

“Si el fabricante no indica estos sitios anatómicos para el control de la temperatura (muñeca, brazo o cuello), entonces no es correcto”, indicó.

La especialista mencionó que, por lo general, el fabricante recomienda que la medición de temperatura con el termómetro infrarrojo se realice apuntando en la frente de la persona, luego que esta haya estado un breve tiempo en reposo y tenga despejada la zona, libre de cabello, sombrero o gorro. La toma de temperatura con este dispositivo se efectúa sin entrar en contacto con la piel.

La mejor forma de obtener una medida correcta de la temperatura es colocando el plano de la lente del termómetro infrarrojo lo más paralelo posible a la frente de la persona y así garantizar la perpendicularidad de la radiación incidente.

En relación a que algunas personas se niegan a la toma de temperatura en la frente, argumentando que les puede dañar cerebro, la médica asegura que no existe evidencia científica que apoye esa teoría. Aclaró que los termómetros infrarrojos están hechos para uso humano, por lo tanto, no genera ningún peligro para la persona que recibe esa atención.