LAS DONACIONES SE ANTEPONEN A LA INEFICACIA DEL GOBIERNO

Ya lo dijo la Dra. Graciela Russomando «no se compraron nunca reactivos», en cuanto a los kits para detectar casos de Covid-19, lo mismo sucede en varios centros de salud del país, muchos se sostienen gracias a la generosidad de las comisiones vecinales, familias generosas y empresas privadas.

El país ruega al Gobierno Nacional mayor inversión y dedicación.

 

El sistema de salud en Paraguay es calamitoso y esto se refleja en los hospitales y otras dependencias sanitarias en donde, como decía un médico de la capital del país, se ejerce la Ley de la selva, cada uno lucha para sí, ante las múltiples necesidades que existen.

La Dra. Graciela Russomando, quien había renunciado hace aproximadamente un mes al Senacsa por falta de ética y moral del Ministerio de Salud, manifestó que su antigua dependencia nunca compró reactivos y siempre se valieron de donaciones y ahora, en el mes de agosto, que se considera el pico de la pandemia, la cartera sanitaria decide no hacerse más cargo de aquellos contactos de casos confirmados de Covid-19, por lo que estos deben costearse un test de manera independiente.

Asímismo, la situación de los nosocomios de las ciudades del interior del país, no se cansan de clamar por insumos; el caso del IPS Encarnación, que según el Dr. José Carlos Acosta, el Ministerio de Salud no provee de más kits de reactivos para el coronavirus, como tampoco de otros medicamentos para los pacientes con enfermedades crónicas, y es el único que puede hacerlo debido a los costos. Ante esta situación, los asegurados deben elegir entre consultar en un sanatorio privado o comprar sus fármacos necesarios para el mes.

El país prácticamente ruega al Gobierno Nacional, un mejor sistema de salud para obtener una buena calidad de vida en cuanto a la salud se refiera.

, ,