MÁS PROMESAS SIN CUMPLIR.

El asesor de la Presidencia, Daniel Centurión había prometido asistencia dirigida a aquellas familias que se encuentran en estado de abandono y pobreza en la localidad de Alto Paraguay.

Dicha promesa se dió luego de difundirse el caso de un matrimonio que vive en condiciones inhumanas y al comentarle al gobernador local, éste admitió que conoce la situación pero se limitó a brindar excusas.

“Es el rostro de una realidad que vive nuestro país y todos los días debemos pelear. Desde que hemos asumido estamos mirando de frente muchas problemáticas sociales. Es parte de una problemática de pobreza extrema que tenemos que pelear desde el gobierno central, el gobierno departamental y el gobierno municipal” manifestó Centurión en una entrevista con un medio capitalino y afirmó que atenderán la situación de cerca, para tratar de paliar algunas necesidades y brindar una mejor calidad de vida a los adultos mayores.