NI UN SOLO CAMBIO EN EL GABINETE EL 15 DE AGOSTO, INFORMA MARIO ABDO

CAIGA QUIEN CAIGA: En el primer año de gestión, Abdo alardeaba de que su Gobierno no apañaría casos de corrupción y aplicaría el famoso «caiga quien caiga». Hoy se excusa.

Mario Abdo Benítez completa esta semana su segundo año de mandato condicionado a un pacto político con el cartismo y embretado para hacer cambios en su Gabinete. No supo capitalizar un liderazgo fuerte ni en su propio movimiento Añetete, donde empiezan las fugas y disgustos.

Se agota el tiempo, pero el mandatario se resiste a hacer movidas de sus colaboradores, pese a que desgastan la imagen presidencial, que recibe varios cuestionamientos por su capacidad de manejar la crisis de la pandemia y fortalecer el sistema de salud, que está llegando a su tope con la cantidad de camas de terapia intensivas ocupadas a nivel país y los fallecimientos.

Mario Abdo ratificó su pleno respaldo a la gestión de Eduardo Petta (Educación), pese al voto de censura que recibió del pleno del Senado y del rechazo de la parte de la comunidad educativa (estudiantes y gremios docentes). El mandatario hace oídos sordos al pedido ciudadano y a los consejos de sus colaboradores políticos.

«Habrá cambios pero no el 155 como la gente quiere» expresó Abdo, visiblemente tenso pero con una sonrisa.

CAIGA QUIEN CAIGA: En el primer año de gestión, Mario Abdo alardeaba de que su Gobierno no apañaría casos de corrupción y aplicaría el famoso “caiga quien caiga”. Hoy se excusa y afirma que él no es la justicia y que hay que dejar que las instituciones funcionen.