PIDIERON DELIVERY Y ENCONTRARON UN DEDO EN LA COMIDA

Una cafetería de San Pablo, tuvo que cerrar sus puertas el pasado sábado, luego de que un cliente encontrara un dedo humano en un sfiha (especie de empanada al horno) que compró por delivery para la Zona Norte de esa ciudad

 

La policía militar explicó que hablaron por teléfono con el propietario, quien dijo que «uno de los empleados se había cortado el dedo cortando pepperoni, que buscó pero no encontró su dedo, por lo que fue llevado al hospital».

El caso será investigado como un «delito contra las relaciones de consumo, peligro para la vida o la salud de otro, ubicación/incautación de un objeto y lesiones corporales culpables».