PREOCUPA BAJANTE DEL RÍO PARANÁ.

En el Sur del país, las aguas están por debajo del cauce normal. La sequía sumada a descargas mínimas de la represa de Itaipú inciden en la bajante más preocupante de la historia.

El nivel de las aguas del río Paraná registra una alarmante bajante y genera mucha preocupación. En toda la extensión del cauce, desde Mayor Otaño hasta Encarnación, ofrece hoy un panorama desolador, según lugareños.

Si bien en el eje Encarnación-Posadas aún se puede observar buen espejo de agua, la situación aguas arriba es preocupante, en especial entre las comunidades del nordeste de Itapúa en la que se observa un canal prácticamente sin agua.

Una escena pocas veces vista es la que presenta el Paraná en la región de la Triple Frontera. La fuente se encuentra muy por debajo de su caudal normal, mostrando restos de embarcaciones, automóviles, motos de agua, entre otros objetos.

Desde la Itaipú Binacional se informó que su embalse (lago Itaipú) se encuentra en tendencia de recuperación.