PRESUNTA LESION DE CONFIANZA EN LA INTENDENCIA DE JESUS DE TAVARANGUE

Lesión de confianza por el pago de obras viales inconclusas, reparación de ambulancias y escuelas es la acusación que pesa sobre la administración municipal de Jesús, distrito de Itapúa.

La administración municipal de Jesús de Tavarangue, a cargo del intendente Nelson Rodríguez Duarte fue denunciada por la comisión del hecho punible de lesión de confianza concretados a través del pago por obras viales no concluidas, reparación de ambulancias y de escuelas públicas.

Entre los cuestionamientos se menciona el pago por la construcción de un camino empedrado que une el centro urbano con varias compañías rurales, del que se ejecutó un tramo, pero que está paralizada desde principios de año. Esta obra fue pagada en su totalidad y no se terminó y en las condiciones en que se encuentra es posible que nunca se termine, señaló el denunciante.

La empresa adjudicada con las obras de empedrado es la empresa Consultora San Miguel, de la ciudad de Itá. En enero del corriente año, la Municipalidad libró cheques a favor de esta empresa por un monto de Gs. 1500 millones.

De acuerdo a copias de cheques difundidas por el denunciante, solamente en un día, el 7 de enero pasado, el intendente Nelson Rodríguez libró 10 cheques  favor de la consultora San Miguel por diversos montos, totalizando la suma de Gs. 524 millones, en concepto de supuestas obras de empedrados.

Ante estas denuncias y acusaciones, el intendente Nelson Rodríguez responsabilizó de los posibles errores en su administración a su ex asesor jurídico, Lilio Sotelo. Admitió que su cabeza está en juego si se cometió algún delito en la administración, pero dijo estar dispuesto a afrontar los hechos.