Quién es Óscar Pérez, el piloto del helicóptero del CICPC, policía y actor al que el gobierno de Venezuela acusa de estar «alzado en armas» en una «escalada golpista»

El gobierno de Nicolás Maduro lo acusa de estar «alzado en armas», de un «ataque terrorista» y de tener vínculos con la CIA y la embajada de Estados Unidos.

Y es que Pérez es el único de los uniformados que quiso dar la cara de un grupo que tomó un helicóptero, voló a la sede del ministerio del Interior y realizó 15 disparos sobre una fiesta con unos 80 invitados.

Luego se dirigieron al Tribunal Supremo de Justicia, donde además de disparar mientras sesionaba la Sala Constitucional, lanzaron al menos 4 granadas.

La «proclama»

Las imágenes del incidente muestran a un helicóptero del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) sobrevolar el inmueble del Tribunal Supremo venezolano mientras se escuchan sonidos de lo que pueden ser disparos y explosiones.

Poco antes, un video que es protagonizado por el inspector Pérez fue publicado con un mensaje llamando a militares, policías y civiles a una insurrección contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Medios venezolanos resaltan que Pérez es un agente altamente entrenado, parte de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) y que fue jefe de operaciones de la División Aérea del cuerpo policial.

Videos compartidos por Pérez en su cuenta de Instagram muestran las diferentes acciones que realizó y las armas de grueso calibre que tuvo asignadas.

«Hacemos un llamado a todos los venezolanos de oriente a occidente, de norte a sur (…) para reencontrarnos con nuestra fuerza armada y juntos recuperemos nuestra amada Venezuela«, señala en una parte de la grabación que se conoció este martes.

Policía y actor

Pérez ganó algo de reconocimiento en Venezuela por otra faceta de su vida, pues tuvo una incursión en el cine.

En 2015 fue actor en la película venezolana «Muerte suspendida».

La película, que dice estar inspirada en un caso real, muestra el secuestro de un empresario y su posterior liberación lograda por policías de élite del CICPC.

La cinta está dedicada a elogiar la labor del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y al inicio se indica que la obra «contó con la participación del CICPC».

En «Muerte suspendida», Óscar Pérez aparece interpretando a Efraín Robles, en el mismo papel que el actor cumplía en su vida real como oficial de las Brigadas de Acciones Especiales (BAE) a cargo de operaciones aéreas.

Y también aparece piloteando un helicóptero del cuerpo.

Con motivo de la promoción de la cinta en 2015, Pérez dio entrevistas a medios locales.

Una de ellas fue al diario Panorama, al que dijo: «Soy piloto de helicóptero, buzo de combate y paracaidista libre. También soy padre, compañero y actor (…). Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a la casa porque la muerte forma

parte de la evolución».