TACUMBU: EL SHOW DEPLORABLE QUE REFLEJA AL PARAGUAY EN UNA SERIE

«Si quieres conocer una sociedad, visita sus cárceles» | Raphael Rowe comentó que recorrió muchas cárceles en el mundo, pero la prisión paraguaya es única y shockeante

¿Qué te pareció el episodio?

Tras el estreno en Netflix de la serie documental Inside the World’s Toughest Prisons (Las Cárceles más peligrosas del Mundo), se evidencia que Tacumbú es una de las cárceles más densas en población (4000 reos) de entre todas las cárceles paraguayas.

«La cárcel de Tacumbú alberga a muchos tipos de presos. En el fondo de la pila están los más pobres, que deben buscar comida en la basura para cocinar y venderla, mientras que los narcotraficantes más ricos manejan sus carteles desde sus celdas y disfrutan de una vida de lujo en la prisión” adelanta el trailer avance de la serie ya disponible en Netflix.

El periodista inglés describió que ver a gente que cometió crímenes durmiendo en el piso, al aire libre, con otras personas con delitos menores, es inusual y también creyó sorprendente que hay emprendedores internos, presos que aparte de vender drogas, venden sándwiches, mermeladas y otros productos, todo con el aval de los guardias. Otro detalle increíble para Rowe fue que la gente anda con cuchillos “como si nada”, dentro de la penitenciaría.

La situación dentro del Penal de Tacumbú dista de la finalidad de reinserción social que debería tener.

La peor frase de todo el documental sin dudas es dicha por el jefe de la prisión «Nosotros queremos un centro de rehabilitación, pero la gente de la justicia nos dice que ellos vienen para esta presos”. Se debería de estar un poco preocupado porque 1700 de estas personas han sido no solo privadas de su libertad, sino también el estado les ha quitado su humanidad, incluso varios están allí sin siquiera una sentencia.

En el material se aprecia como para las autoridades la única prioridad es intentar mantener a la gente adentro, y que en su interior que pase lo que tenga que pasar. Un ejemplo de esto es el hecho que la cena se sirve a las 5 PM, porque de darse más tarde no hay Dios que proteja a los que trabajan en la cocina, que el jefe de seguridad ve cómo se bambolean cuchillos frente a él y hasta luego explica directamente cómo los prisioneros lo hacen.

En el 2016, Valdovinos, hincha del club Cerro Porteño, fue noticia por haber asesinado a su padre, de un balazo en el cuello. Pablo se encuentra recluido en el penal de Tacumbú y vuelve a ser noticia por aparecer en Inside The World’s Toughest Prisons.

Uno de los testimonios que más genera comentarios es precisamente el de Valdovinos, siendo tendencia en Twitter y desatando un debate, pues mientras algunos se conmueven, otros cuestionan “el romanticismo” con el que fueron tratadas las historias.

Inesperadamente dentro del documental hay, lo que parece una fantasía extraña y absurda en medio, el show del boxeo sudamericano en una prisión, donde salió campeón, el interno en ese momento, Pantera Moray, que fue noticia en varios medios por su superación y que ese mismo año recibió su libertad condicional.

La atención generada a nivel internacional y especialmente nacional ha logrado un efecto de visibilizar esta gran bomba de tiempo que tenemos entre manos.